Oceanica

Música, Cine, Libros, TV...

Dom 22 Jun, 2008 GMT

Tu daño me hizo más fuerte

Tu daño me hizo más fuerte (Fuente: interrogantes.net)

Ben Sarok, un hombre cruel, no podía ver nada sano ni bello sin destrozarlo. Al borde de un oasis se encontró con una joven palmera. Esto le irritó, así que cogió una pesada piedra y la colocó justo encima de la palmera. Entonces, con una mueca malvada, pasó por encima. La joven palmera intentó eliminar la carga, pero fue en vano. Después, el joven árbol probó una táctica diferente. Cavó hacia el interior para soportar su peso, hasta que sus raíces encontraron una fuente escondida de agua. Entonces el árbol creció más alto que todos los otros, logró culminar todas las sombras. Con el agua de las profundidades de la tierra y el sol de los cielos se convirtió en un árbol majestuoso. Años más tarde, Ben Sarok volvió para disfrutar de la imagen del pequeño árbol que había destrozado. Pero no pudo encontrarlo en ningún lugar. Por último el árbol se inclinó, le mostró la piedra sobre su copa y dijo: "Ben Sarok, tengo que agradecerte, tu daño me hizo más fuerte".

William Orbit - Barbers Adagio For Strings



En: Relatos
Permaenlace: Tu daño me hizo más fuerte
Comentarios: 2
Leído 3270 veces.





Comentarios: 2

Hola Marta. Gracias por pasarte por mi blog y volver a leerme. Y gracias también por enlazarme al tuyo. Este post resume muy bien el momento en que me dí cuenta de que había perdido mi espacio. Nada es eterno y mucho menos aquí en el mundo virtual, pero ahora he resurgido desde lss cenizas de mi anterior blog y he vuelvo fortalecida para seguir oreando mi vida al ciberespacio. Siempre resultó ser una buena terapia. Besos desde mi Planeta Rojo.

Enviado por: [La Dama de Abril] | Sab 19 Jul, 2008 GMT


Respuesta publicada el: Mar 29 Jul, 2008 GMT

Hola chica de Marte. Un placer leerte siempre. Un abrazo desde mi maremagnum


Sin duda el sobreponernos a las dificultades nos enriquece y desarrolla capacidades desconocidas que están latentes en nosotros… Eso si, dependiendo de lo que pese la piedra, que el cruel Ben Sarok de turno nos pueda imponer, hará falta mucha fuerza interior, creérselo uno primero y desearlo hasta el punto de negar la realidad… como muy bien reflejas en tu anterior efecto Pigmalión…. las expectativas, los deseos, son susceptibles de transformarse en realidades…
Me gusta leerte…
Icar

Enviado por: Icar | Dom 22 Jun, 2008 GMT


Respuesta publicada el: Lun 23 Jun, 2008 GMT

Tus comentarios enriquecen los artículos del blog, Icar. ¡Qué buena reflexión!

A mí también me encanta leerte.

Gracias


Dejar Comentario

*
Smilies
*
Ingrese el código mostrado.